El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Historia

Tradición familiar “Doña Feliciana”

Doña Feliciana de Fariña desde muy joven se dedico a producir el chipá en una pequeña ciudad llamada Caacupé; lugar donde nació; desde allí, en el año 1945, todos los días, bien temprano, llevaba su calentita chipá en la ciudad de Asunción, haciéndose de clientela día a día, creando así una pequeña empresa familiar que fue creciendo con los años.

Para facilitar la distribución del producto se trasladó a la ciudad de Asunción con su familia y allí fue que se dedico por completo al chipá junto con sus hijas creando la fabrica que lleva su nombre; “Doña Feliciana” para ser actualmente “Hijas de Feliciana de Fariña” S.R.L.

Hijas de Feliciana, se dedica a la producción diaria, de todos los tipos de chipá, que se distribuyen en Asunción, alrededores, el interior del Paraguay y en países vecinos.

Los tipos de chipá más elaborados por la empresa son: chipá almidón, chipá mestizo, chipa soó, chipá avatí, chipá pirú, chipá candoi, chipá guazú y sopa paraguaya.

El chipá pirú es una variante del típico chipá almidón creada por Doña Feliciana; que por su receta y su cocción especial se mantiene fresca y crocante por un buen tiempo, en forma natural y sin ningún tipo de conservante. Siendo así ideal para ser consumida en cualquier hora del día.


Basilica de Caacupé

¿Que es el chipa?

El chipa es un productos alimenticio típico paraguayo; es un biscocho, que mas bien es salado; crocante por fuera y esponjoso por dentro, está hecho en su mayor parte de almidón de mandioca; enriquecido con huevos, leche natural, quesos frescos, grasa vegetal, sal y aromatizado con semillas de anís.

De esta mezcla con materias primas seleccionadas; se obtiene una masa liviana, esponjosa y amasable, prestándose a diversos moldes y tamaños. Se acostumbra motivando la ecología; en formas de animales como palomas, sapos tortugas, yacarés y otros.

Es la tradición en nuestro país, consumir el chipá en las vigilias de la Semana Santa, el 3 de mayo día de Curuzú Ara, el 24 de junios día de San Juan Ara, y el 2 de noviembre el día de los difuntos.

El chipá es noble y aceptado por todas las edades; en el Paraguay, es de consumo masivo y diario; personas que visitan nuestro país no pueden dejar de probar, y lo aceptan de inmediato por su sabor agradable y alto valor nutritivo del Chipá.